Ilustración 1.- Firma de Ángel Nieto.

También en nuestro país se cuecen habas patentando y vamos a elegir tres botones como muestra, tanto del siglo XIX como del XX.

La primera es la denominada «Máquina para el uso de carruajes aeroformes y demás artefactos que funcionen por compresión del aire». Someter el aire a una presión por medio de un aparato que lo comprima es una tecnología que ha sido empleada desde muy antiguo, pero esta máquina fue registrada el 29 de diciembre de 1846, como el privilegio de invención n.º 328.

El inventor de estos “carruajes aeroformes” protegidos a través del privilegio n.º 328 se llamaba Ángel Nieto, lo que no deja de ser curioso por su coincidencia con el legendario motociclista. Residente en Ávila, su profesión era escribano público en el juzgado número uno de la ciudad castellana, algo que también resulta sorprendente, por tratarse de un hombre de letras al que se le supondría un desinterés hacia cuestiones mecánicas.

Según quedó reflejado en la documentación, el invento no solo era aplicable al transporte de personas, sino también para tareas agrícolas y otros usos mecánicos. El carruaje aeroforme constaba de un motor de aire comprimido, formado por un pequeño depósito de metal grueso donde el aire atmosférico se comprimía y del que podía salir mediante una llave.

Ilustración 2.- Privilegio de invención n.º 328.

A causa de encontrarse imposibilitado, el inventor no pudo trasladarse a Madrid para llevar a término la patente, por lo que firmó un poder, para que las hicieran en su nombre. La cédula de privilegio (por quince años) acabó siendo concedida (en febrero de 1847) al apoderado y no al inventor. De este ilustre Ángel Nieto decimonónico apenas nos han llegado noticias sobre él o su carruaje aeroforme.  No obstante, en la Gaceta de Madrid y en otros periódicos madrileños de la época se hicieron eco de este inventor, cuya intención era hacer con su carruaje el viaje de ida y vuelta entre Ávila y Madrid en la misma jornada y en pocas horas, cubriendo la distancia de 16 leguas (89-94 kilómetros).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario